En ese caso, tenés que reclamar directamente con tu banco, quien es el agente de retención. Lo ideal es siempre cobrar en una caja de ahorro para evitar cualquier impuesto extra.

¿Encontró su respuesta?